RSS

La Llenura del Espíritu Santo en Tu Vida

Efesios 5:18-20: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. ”
 
 
 
 

 La palabra “llenos” implica el hacerlo constantemente. Note que Dios nos trata de enseñar este versículo con términos que nosotros entendemos. Él lo relaciona con la comida.

  • Lo opuesto a estar llenos es estar vacíos. No puede Dios llenarte de Él si primero no estás tú vacío. Una persona que está vacía está ansiosa de ser alimentada.
  • Es por eso que dos personas que escuchan la misma predicación pueden tener dos reacciones completamente diferentes.
  • La diferencia entre una persona que está ansiosa de asistir a la iglesia y una que su esposa o hijos tienen que jalarla para que vaya es que la primera está vacía, lista para recibir de Dios lo que Él tiene preparado, y la segunda está llena, satisfecha, y piensa que no necesita ser alimentada por Dios o no tiene espacio para aprender algo de la palabra de Dios.
  • Uno no puede empezar a llenarse del Espíritu Santo hasta que primero esté vacío de sí mismo.
  • Son dos cosas diferentes que el Espíritu Santo more en ti y que tú estés lleno de Él. El Espíritu Santo mora en todo creyente, pero son pocos los que realmente están llenos del Espíritu Santo.
  • Si una persona viene a mi casa a visitarme y lo escondo en el closet, él está dentro de mi casa pero solo con acceso limitado.
  • En Efesios 5:18, el apóstol Pablo hace una comparación entre el efecto del alcohol sobre una persona y el del Espíritu Santo sobre la misma.
  • Una persona que se embriaga con vino (alcohol) será controlada en todas las áreas de su vida. La persona pierde de sí mismo y es el alcohol quién controla sus acciones. El producto de ser controlado por el alcohol es el descontrol y la contienda (disolución).
  • Como contraste, aquella persona que es controlada, “embriagada”, o saturada del Espíritu Santo será una persona que cesará de permitir que su carne lo domine y será entonces el Espíritu Santo quién controle su vida.
  • A diferencia de los resultados que produce el alcohol, el creyente que es lleno del Espíritu será un creyente en victoria, de puro y servirá de edificación a la obra de la iglesia. 

Romanos 8:8-9: “y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.” 

 Hablo de una iglesia que obedece la Palabra sin cuestionar lo que esta dice y que crece por encima de las diferencias y se mueve hacia adelante para expandir el evangelio y dar gloria a Dios sobre todas las cosas. Un pueblo que está dispuesto a dar su vida por Cristo si fuera necesario. Eso es llenura; eso es el poder del Espíritu Santo.

  • Dios desea llenarle del Espíritu Santo. Usted puede ser lleno porque Dios así lo establece en su Palabra. Dios, no solo quiere que usted posiblemente sea lleno, sino que le ordena que sea lleno. Llénese del Espíritu Santo. Comience ahora mismo. Para ser lleno:

 1. El primer paso para ser lleno del Espíritu es que tenemos que reconocer que no importa nuestro nivel de Espiritualidad, Dios desea llenarle aún más.

2. Sea obediente, y desee ser lleno y busque a Dios de corazón.

3.  Ordene su vida para que esté en línea con la Palabra de Dios y su voluntad. Este paso es importante, una vida en desobediencia no puede recibir de Dios.

4.  Dé gracias a Dios por su llenura, y comenzará a ver los cambios en su vida.

5.   Siga buscando ser lleno del Espíritu.

Be Sociable, Share!

1 Comments Add Yours ↓

  1. CECILIA #
    1

    ESTA MUY LINDO. PORQUE TODO LO QUE SE REFIERE A LA ESPIRITUALIDAD ÈS MUY IMPORTANTE



Your Comment